Hombre mata a tiros a K-9 de Lake Wales y luego es ASESINADO por policías

Photo: Tomada de Twitter @PolkCoSheriff

El miércoles por la mañana, un canino K-9 murió en un tiroteo ocurrido durante la búsqueda y captura de un hombre sindicado de violencia, según informó la Oficina del Sheriff del Condado de Polk.

El perrito, de raza Malinois Belga, llamado Max, tenía 7 años y se unió en diciembre de 2015 al departamento de policía de Lake Wales, acompañando al oficial Jared Joyner, de 40 años.

Max, fue de gran ayuda para localizar a un hombre, acusado de violencia doméstica, identificado como Earnest Borders, de 57 años.

El Departamento de Policía de Lake Wales, dijo que una mujer en Seminole Avenue, llamó al 911 a eso de las 5 am del miércoles para denunciar que "Borders la arrastró, la estranguló y le golpeó la cabeza contra el concreto", según lo informado por WESH2.

Incluso manifestó que Borders, también había disparado en repetidas ocasiones un arma, cerca de su apartamento.

Cuando la policía llegó a la residencia de la mujer, Borders había huido, sin embargo encontraron nueve casquillos de bala en el lugar.

Inmediatamente la policía comenzó la búsqueda del sujeto en el área, con ayuda de Max.

El canino registró la zona y encontró a Borders, a quien tomó por el tobillo, pero el hombre sacó su arma y le disparó.

El perrito fue declarado muerto en la escena.

Ante los disparos, la policía abrió fuego contra Borders, quien resultó gravemente herido y luego murió.

El Departamento de Policía de Lake Wales manifestó que Border tenía "18 condenas, 24 delitos graves y cuatro delitos menores en su historial criminal, que también consiste en agresión, asalto, hurto mayor y delitos adicionales", de acuerdo con WESH2.

En el incidente, nadie más resultó herido.

LWPD realizó una procesión en honor a Max en East Tillman Avenue, mientras el cuerpo del canino era transportado por su compañero Joyner en una patrulla, hacia el médico forense.

Grady Judd, Sheriff del Condado Polk dijo: “Te aplasta porque ese K-9 murió para que los policías no lo hicieran. Era la punta de lanza. Lo que perdimos hoy fue uno de nuestros socios. Nuestro K-9 Max murió para que ningún oficial de policía de Lake Wales lo hiciera".

El tiroteo se encuentra bajo investigación de la Oficina del Sheriff del Condado de Polk.


Sponsored Content

Sponsored Content