Sus socios y sus allegados temen que pierda sus contratos de auspicio de productos y que hasta su propia linea de ropa se vea afectada.

En solo 4 meses ha subido mucho de peso.  Ha dicho que le tiene temor a engordar pero se ha entregado al placer de su principal antojo:  "Comer helado".

Y aunque no deja de ir al Gimnasio esta comiendo tanto mantecado que tal parece que esta excediendo su esfuerzo fisico.

Pero cuando esta mujer ha construido un imperio con su imagen física como base, el ojo público afina más la mirada en ella y espera que la evolución de su fisonomía durante su estado de preñez sea un ejemplo a ser seguido e imitado.

Y cuando esa mujer se llama Kim Kardashian, todo adquiere dimensiones más grandes, literal y metafóricamente hablando.

Por eso ya se está convirtiendo en comidilla a nivel internacional lo voluptuosa que se ha puesto la socialité, modelo, empresaria y estrella de los reality ahora que está a la espera de su primer bebé.