Cuando Ricky Martin dijo en julio que se queda en Nueva York porque le parece un lugar maravilloso para criar niños, por lo visto, lo dijo muy en serio. El cantante adquirió una lujosa residencia en el Upper East Side de esta ciudad, con un costo de casi seis millones de dólares.

Fuentes dijeron a la publicación que la nueva residencia del cantante y sus gemelos, Matteo y Valentino, tiene cuatro habitaciones con baño, todos ellos con acabados de mármol travertino y armarios personalizados. La cocina también cuenta con suelos de mármol. Además, el edificio en el que está ubicada tiene gimnasio, pista de racketball, cine para 40 personas, sala de yoga, biblioteca, sala de juegos y hasta la imitación de un campo de golf.