Las Tramas más interesantes del duelo entre Seahawks y Broncos...

 

 A horas de que se dé la patada de salida del Super Bowl XLVIII, listamos las 48 cosas a seguir durante el partido por el título de la NFL entre los Seattle Seahawks y Denver Broncos:

1. Clima. El primer tema del que se habló desde el momento en que el Super Bowl XLVIII tuvo que ver con el clima. Aunque la semana previa al gran evento fue complicada por una tormenta de nieve, las condiciones fueron mejorando conforme transcurrieron los días. Veremos en dónde se estaciona el mercurio cuando llegue el momento del kickoff.

2. Precio promedio para entrar. Otra tendencia que se revirtió fue la del precio de las entradas en el mercado secundario. Con el paso de los días, los precios promedio han bajado en sitios especializados de reventa como stubhub.com, después proyecciones iniciales preveían que sería el Super Bowl más caro de la historia. Mientras que los precios de las entradas más baratas usualmente fluctúan entre los 2,500 y 3,000 dólares --de acuerdo a los equipos en cuestión-- los boletos más baratos para este año han caído a 1,400 dólares en algunas secciones.

3. Duración del himno. Una de las apuestas más populares en Las Vegas para el día del Super Bowl se refiere a la duración del himno. Este año, Reneé Fleming será la encargada de entonar el himno, y el over/under para la duración del himno está en 2:25 para la soprano. El año pasado, la cantante Alicia Keys necesitó 2:35 para completar su versión.

4. Roger Goodell en la tribuna. La liga insistió tanto en que un Super Bowl de clima frío en una ciudad tan importante para la NFL como New York era lo que se necesitaba, que no le quedó de otra al comisionado que ofrecerse a disfrutar del partido en las tribunas como el aficionado promedio cuando los pronósticos del clima preveían la posibilidad de una severa tormenta de nieve para el día del encuentro. El clima ha mejorado con el pasar de los días notablemente, pero seguirá siendo interesante cuántas veces las cámaras de televisión muestran a Goodell sentado entre las masas.

5. Paquete para fans. Para todo lo que debe sufrir el aficionado promedio para conseguir, y pagar, una entrada al Super Bowl, la NFL intentó minimizar el impacto de una posible nevada durante el cotejo, y preparó un paquete especial que incluye guantes y una frazada, además de otros elementos tradicionales como un pequeño radio y un cojín sentarse.

6. Denver favorito por +3. En las casas de apuestas, Seattle abrió como favorito por 2.5 en las primeras horas después de los Juegos de Campeonato de Conferencia, pero la tendencia se revirtió y Denver acabó como el favorito por 3 puntos. Será interesante ver dónde se estaciona la línea final a minutos de la patada de salida y, por supuesto, ver si los Broncos alcanzan a cubrir la línea.

7. Mangas. La intimidación siempre es parte del fútbol americano, y aunque ya no se esperan las congeladas violentas que los especialistas del clima nos pintaron como una posibilidad hace un par de semanas, está por verse cuántos jugadores de cada equipo optan por salir con los brazos cubiertos, pensando en que todavía existe el potencial para una ligera nevada con algo de lluvia para el segundo tiempo.

8. Ofensiva versus Defensiva. Pocas veces, tenemos la oportunidad de atestiguar un choque entre la ofensiva más anotadora de la liga contra la defensiva que menos puntos permite. El viejo lema de que "Las defensivas ganan campeonatos", ha mantenido su validez en tres de las cuatro ocasiones previas en que tuvimos choques similares en Super Bowls. En la era de los ataques de videojuego, ¿podrán los Broncos acabar con la tradición?

9. Conteo de Omaha's. Nadie ha hecho tanto por la ciudad de Omaha, Nebraska, en semanas recientes que Peyton Manning. El mariscal de campo utiliza el nombre de la ciudad como una palabra de alerta al momento de mandar ajustes sobre la línea de golpeo, y contar las veces en que Manning grita "Omaha" se ha convertido en un pasatiempo para algunos seguidores de la NFL. El over/under en Las Vegas es de 27.5.

10. Demaryius Thomas versus Richard Sherman. El polémico esquinero de los Seahawks se ha proclamado el mejor esquinero de la NFL. Thomas no está entre los diez mejores receptores de la NFL, pero presenta un reto formidable por su tamaño y velocidad. Manning no le va a huir a Sherman, pero todos los ojos estarán en extrovertido defensivo cada vez que el balón se dirija hacia el lado izquierdo de los Seahawks, donde suele pararse el All-Pro.

11. Julius Thomas versus Kam Chancellor y Earl Thomas. El ala cerrada de los broncos posiblemente presenta el mayor reto en cobertura para Seattle de entre todas las opciones que tiene a su disposición Manning. Thomas puede pararse en cualquiera de los flancos, ya sea pegado a la línea ofensiva o abrirse hasta la línea lateral, y seguramente Seattle necesitará una combinación de coberturas --empleando a sus dos profundos, Kam Chancellor y Earl Thomas-- para contenerlo.

12. Russell Wilson. Wilson no ha mostrado su mejor nivel en la presente postemporada, pero el resto del equipo ha hecho lo suficiente para permitir a los Seahawks llegar hasta la instancia final. Sin embargo, en un partido sobrecargado de presión, el mariscal de campo de segundo año necesitará hacer el tipo de jugadas que le hemos visto poco en playoffs si Seattle ha de llevarse el Trofeo Lombardi por primera vez. No creo que los Seahawks puedan ganar con un partido mediocre de su mariscal de campo.

13. Beast mode. Nada prende más a los Seahawks que una carrera de Marshawn Lynch en la que se quita a tres, cuatro, cinco defensivos en camino a una ganancia larga. El estadio se prende y tanto ofensivos como defensivos se nutren de la energía del corredor. Denver basará su plan defensivo alrededor de Lynch, pero si consigue correr con éxito en el primer tiempo, podría ser suficiente para inspirar a Seattle hasta el triunfo.

14. Knowshon Moreno. El ex recluta de primera ronda se esperó hasta su último año de contrato para registrar marcas personales en touchdowns y yardas terrestres. Además, Moreno ha sido el mejor aliado de Peyton Manning en el backfield, siendo el mejor bloqueador en protección de pase y aportando jugadas importantes como receptor. Seattle en se puede descuidar del Nº 27.

15. Mascotas. Miles, mascota de los Denver Broncos, y Blitz, mascota de los Seattle Seahawks, aportaron su granito de arena a la rivalidad de cara al Super Bowl XLVIII con un promo para "SportsCenter", de ESPN. ¿Habrá más empujones entre las mascotas durante el encuentro?

16. Juego aéreo vs juego terrestre. Denver representa la epítome de lo que se puede hacer en la actual NFL bajo una serie de reglas que buscan favorecer el juego aéreo. Seattle se ciñe al viejo modelo de correr primero para lanzar después. ¿Se impondrá la nueva escuela sobre el sistema tradicionalista?

17. Bruno Mars y los Red Hot Chili Peppers. La NFL ha buscado evitar cualquier tipo de controversia desde que Janet Jackson avergonzara a la liga con su actuación en el Super Bowl XXXVIII, y la cantante M.I.A. tampoco gustó demasiado a los ejecutivos hace dos años en Indianapolis. Mars parece ser una elección conservadora, y hace tiempo que los Peppers le bajaron un poco a su volumen.

18. Las campañas publicitarias. El Super Bowl no sólo define al campeón de la NFL, sino también sirve como campeonato extraoficial entre las mejores agencias de publicidad del mundo. Anunciarse en el Super Bowl XLVIII cuesta, en promedio, 4 millones de dólares por medio minuto. Usualmente el evento más visto del año, el Super Bowl presenta la oportunidad perfecta para que varias empresas den la patada inicial a nuevas campañas publicitarias.

19. Línea ofensiva de Denver versus Michael Bennett y Cliff Avril. Ningún par de agentes libres hizo más por su nuevo equipo en el 2014 que Bennett y Avril, quienes ayudaron a resolver un problema que era considerado el talón de Aquiles de los Seahawks en años recientes. Peyton Manning fue el mariscal de campo menos capturado en la temporada regular, y nadie lo derribó detrás de la línea en dos partidos de playoffs. La presión de Seattle ante una línea ofensiva que jugó a un nivel altísimo pese a no contar con varios titulares claves será fundamental para sus aspiraciones al título.

20. Percy Harvin. El receptor abierto fue la adquisición estrella de Seattle en la temporada baja previa, pero no jugó más que porciones de dos partidos y prácticamente tuvo un efecto nulo en la campaña de los Seahawks. Sin embargo, el receptor asegura que será parte importante del plan de juego, y hay tan poco video de él en la ofensiva de Seattle, que no será sencillo para Denver prever cuáles serán las jugadas diseñadas para él.

21. Pot Roast. Terrance Knighton se ha convertido en una revelación para muchos alrededor de la liga, aunque lo cierto es que previamente había mostrado un nivel alto en lo individual en los inicios de su carrera con los Jacksonville Jaguars. Knighton tuvo varias jugadas claves en el Juego de Campeonato de la AFC contra los New England Patriots, y una tarde similar será crítica en contra de los Seahawks cuando el Lombardi esté en disputa.

22. Wes Welker. El otrora receptor abierto favorito de Tom Brady se mudó a Denver y aparecerá en su tercer Super Bowl como profesional. Ahora recibiendo los pases de Peyton Manning, Welker busca su primer anillo y una redención personal, luego de dejar caer un pase clave en la derrota de los Pats ante los New York Giants en el Super Bowl XLVI.

23. Pete Carroll. El entrenador en jefe de los Seahawks llega a su primer Super Bowl, pero no será la primera vez que dispute un campeonato. Al frente de USC, Carroll dirigió a los Trojans a campeonatos múltiples y un triunfo este domingo lo sumaría a una corta lista que por ahora comprende solamente a Jimmy Johnson y Barry Switzer como entrenadores en jefe que lo ganaron todo a nivel colegial y en las filas profesionales.

24. Tiempo de posesión. Los Broncos liquidaron sus dos partidos previos de playoffs, prácticamente, al medio tiempo, mientras que el juego ofensivo de Seattle predica un control de reloj mediante el juego terrestre dominante. Será más importante para los Seahawks dominar en el tiempo de posesión, so solamente para efectos de ejecutar su estilo de ataque, sino para mantener el ovoide fuera de las manos de Peyton Manning tanto tiempo como sea posible.

25. Pateadores de lugar. Si el partido termina tan cerrado como han sido los últimos Super Bowls, no podemos descontar la posibilidad de que se defina en la última posesión, y un gol de campo sería una posibilidad latente para definir al siguiente propietario del Lombardi. Poco se ha hablado de Matt Prater y Steven Hauschka pero el título podría depender del pie de alguno de ellos.

26. Posición promedio de inicio de serie. De la mano del control de tiempo de juego, será más importante para Seattle tratar de evitar los largos recorridos hasta las diagonales, simplemente porque los Seahawks tienen una capacidad inferior a los Broncos de conectar en jugadas grandes. Las patadas de despeje y sus devoluciones ayudarán a determinar al vencedor.

27. El factor-X. Los reflectores se han posado sobre Peyton Manning, Richard Sherman, Marshawn Lynch, Champ Bailey y otros, justificadamente. Sin embargo, en casi cada partido existe un héroe que pasó los días previos bajo el radar, sólo para levantar la mano en ekl momento crítico. ¿Quién será este año?

28. Montee Ball. El corredor novato tardó en ganar la confianza de los Broncos gracias a una pobre seguridad de balón al inicio de la campaña, pero el ex corredor de Wisconsin cerró fuerte la campaña y fue efectivo en la zona final del campo, una de las fortalezas de su juego. La defensiva que tendrá enfrente es intimidante, y habrá que ver si los Seahawks buscan zafarle el balón a Ball.

29. K.J. Wright. El apoyador, quien se viene recuperando de una lesión que le hizo perder partidos en el final de la temporada, es uno de los mejores apoyadores de la NFL en formaciones 4-3, pese a que no recibe el reconocimiento de otros. Su trabajo, sobre todo en situaciones de pase, será fundamental. Le pueden esperan duelos interesantes en contra de Julius Thomas.

30. Dominique Rodgers-Cromartie. El ex esquinero dijo a principios de la semana que si ganaba el partido, consideraría retirarse. DRC es uno de cuatro jugadores con experiencia previa de Super Bowl para los Cardinals, uno de los rubros en los que Denver lleva una ventaja absoluta sobre Seattle. Aunque le bajó el tono a la declaración más adelante, seguirá siendo un tema del que recibirá preguntas en el vestidor una vez que culmine el encuentro.

31. Mike Adams. El profundo veterano de los Broncos, quien es originario de Paterson, New Jersey, dijo que si Denver ganaba el Super Bowl, se regresaba caminando a casa desde el MetLife Stadium de New Jersey, totalmente uniformado, a casa. ¿A quién no le gustaría encontrarse a un jugador de la NFL uniformado caminando por las calles después de disputar el Super Bowl?

32. Seguridad. En materia de seguridad, se trata del Super Bowl XLVIII más cuidado en la historia de la liga. Se espera que se mantenga la tendencia durante el juego. Las filas para acceder al inmueble podrían ser más tardadas de lo usual, y las nuevas reglas de la liga sobre los objetos que pueden introducirse al estadio no ayudan demasiado. Esperamos un encuentro sin incidentes.

33. Jugador Nº 12. En la calle, ha sido notorio que a lo largo de la semana hemos observado más jerseys de Seattle que de Denver. Los Seahawks están acostumbrados a gozar de una ventaja definitiva de local gracias a su ruidosa afición, y muchos de esos aficionados hicieron el viaje para verlos jugar en el MetLife Stadium. No será el mismo ruido de CenturyLink Field, pero será interesante ver si pueden afectar las llamadas de Peyton Manning sobre la línea.

34. Lluvia de Skittles. Marshawn Lynch habló poco con la prensa durante la semana de Super Bowl, pero con quienes sí negoció fue con la marca de dulces que su madre le daba cada vez que anotaba touchdowns de niño. Lanzar la lluvia de Skittles se ha vuelto costumbre para los fans de Seattle. Veremos si sucede algo de eso en East Rutherford.

35. Trindon Holiday. Hay pocos especialistas en devoluciones de patada tan explosivos como Holliday, y un largo regreso, especialmente si es de touchdown, podría ser suficiente para determinar el momento de un juego. ¿Podrá el ex corredor de pista inclinar la balanza para Denver?

36. Protección de pase. El coordinador defensivo de los Seahawks, Dan Quinn, dijo ante los medios que le preocupaban más los pies que el brazo de Peyton Manning. Quizás a Seattle le cueste trabajo capturar a Manning, pero si logran obligarlo a dar uno o dos pasos laterales antes de lanzar gracias a la presión, podrían hacer lo suficiente para sacarlo de ritmo y obligarlo a cometer algún error.

37. Read option. No fueron pocos los observadores de la liga que sentenciaron una muerte rápida al sistema de jugadas que prevalece en el fútbol americano colegial y de preparatoria, y que exige a los mariscales de campo hacer jugadas de vez en cuando con las piernas. Por el momento son pocos equipos de la NFL que incluyen el esquema, pero algunos han sido exitosos como los San Francisco 49ers, Washington Redskins y Carolina Panthers. Si Seattle gana, y Wilson ejecuta algunas jugadas "read option" en la victoria, será un triunfo para los que creen que este sistema tiene cabida en la NFL.

38. Golden Tate, Doug Baldwin y Jermaine Kearse. Los receptores abiertos de Seattle son menos conocidos que los de Denver, pero han podido responder con jugadas claves en momentos importantes durante los playoffs. No hay dudas de que constituyen el eslabón débil de la plantilla, pero sólo hace falta un buen juego más de parte de este grupo.

39. Lesiones. Los Broncos llegan con más lesiones que los Seahawks, y también se trata de jugadores con mayor peso. Vamos a extrañar a Ryan Clady, Von Miller y Sidney Rice sobre el emparrillado, pero ambos equipos han sabido sobreponerse a esas ausencias. Lo que sí podría pesar este domingo son las lesiones que puedan ocurrir durante el encuentro, que esperamos sean de poca trascendencia.

40. Árbitros. Nadie quiere hablar de los oficiales cuando se trata del Super Bowl, pensando en que el título debe disputarse por los jugadores. Los Seahawks suelen jugar al borde de lo ilegal en cobertura de pase, y los árbitros estarán bajo la lupa durante el encuentro por este tema, lo mismo que los receptores de los Broncos y sus rutas cruzadas. Si termina el encuentro y nadie menciona a las cebras, habrán hecho un buen trabajo.

41. Castigos. Seattle fue el equipo más castigado de la NFL, con 7.9 pañuelos por encuentro, y Denver fue el quinto, con 7.1 castigos por juego. No todos los castigos afectan igual, y algunos pesan mucho más que otros. ¿Cuántos castigos claves veremos a lo largo del Super Bowl XLVIII?

42. Entregas de balón. Gran parte del éxito de los Seahawks a lo largo de la temporada tuvo que ver con los robos del balón (39), y un diferencial de +20. Seattle fue líder en ambas categorías en la liga. Por otro lado, Denver terminó con un diferencial de 0, con 26 entregas y 26 robos de balón en el 2013. ¿Podrá Seattle seguir aplicando esta parte de la ecuación a su fórmula de triunfo?

43. Los números de Peyton Manning. Los únicos números que importan son los que aparecen en el marcador, pero después de una campaña tan prolífica en el renglón estadístico para Manning, será interesante ver con qué números termina ante la mejor defensiva de la liga.

44. ¿Altas o bajas? Las Vegas ha establecido un over/under de 48.5 para el Super Bowl XLVIII. Aunque la posibilidad de una tormenta de nieve nos hacía pensar en un marcador combinado bajo, la mejoría en las condiciones climáticas podría dar como resultado un marcador más abultado de lo que esperábamos en primera instancia. Los Broncos fueron la ofensiva que más puntos anotó en la campaña, pero los Seahawks terminaron octavos en el mismo rubro.

45. ¿Una remontada? Pocas cosas emocionan más que una serie de dos minutos al final del encuentro por la victoria. Sea quien sea que tenga el balón al final, será interesante ver si dependerá de Peyton Manning o Russell Wilson recorrer el campo para conseguir los puntos de la victoria cuando al reloj de juego le queden sus últimos latidos.

46. Los ratings televisivos. Los últimos tres Super Bowls han sido los eventos más vistos por televisión en la historia. Denver y Seattle no son precisamente los equipos más mediáticos de la NFL, pero el Super Bowl es un cosa aparte. ¿Tendremos nuevo récord de audiencia en esta edición?

47. Jugador Más Valioso. Con un viaje a Disney Wolrd y un auto nuevo en juego, será interesante ver quién es nombrado como el JMV. Los mariscales de campo tienen las probabilidades a favor, y sería particularmente especial, en caso de que gane Denver, si Peyton Manning se lo adjudica tras ser honrado como Jugador Más Valioso de la temporada por quinta ocasión, además de ser nombrado Jugador Ofensivo del Año para el 2013.

48. ¿Quién gana el Super Bowl XLVIII? Si ganan los Seahawks, sería su primer Trofeo Lombardi en su segundo viaje al partido grande. Si ganan los Broncos, sería su tercer anillo después de siete intentos. Un triunfo en el Super Bowl sirve para cambiar el rumbo de una franquicia y cambia el curso de las carreras de los jugadores. Pero una victoria este domingo para Seahawks o Broncos tendrá el plus de que llega ante un antiguo rival divisional.